Saltar al contenido

¿Qué es el fraude de cupones?

Cualquier delito que implique el uso de cupones falsos puede considerarse fraude de cupones. Estos delitos pueden incluir cupones falsificados para uso o reventa o esquemas de recorte de cupones. Las organizaciones encargadas de hacer cumplir la ley y de concientización del consumidor trabajan continuamente para encontrar y castigar estas violaciones. Las personas pueden reducir sus posibilidades de caer en el fraude de cupones siendo conscientes de la diferencia entre cupones legítimos e ilegítimos.

Los cupones son para ofrecer incentivos financieros o de otro tipo para un producto en particular. La mayoría de los tipos de cupones ofrecen un precio con descuento en un producto u ofrecen partes adicionales del producto de forma gratuita. Este último tipo es una herramienta frecuente para los ladrones. Muchas de estas ofertas están impresas en papel, lo que hace que la creación de cupones falsificados sea una actividad delictiva valiosa.

Los cupones falsificados pueden beneficiar económicamente a las calderas de cuatro maneras principales. Por un lado, el falsificador puede usar los cupones directamente para engañar a los minoristas para que ofrezcan descuentos financieros o productos gratuitos, una práctica conocida como canje incorrecto de cupones. Los delincuentes también pueden defraudar a los cupones legítimos canjeando cupones falsos por incentivos en efectivo.

Algunos falsificadores emprendedores también intentan involucrar a los consumidores cotidianos en sus esquemas. Pueden vender folletos que contengan cupones falsos u ofrecer cupones de recorte de empleo falsos a individuos. Por lo tanto, muchas personas desprevenidas se convierten en perpetradores involuntarios de fraude de cupones. Cualquier persona que intente vender cupones debe tener cuidado, ya que tales transacciones son ilegales en muchas regiones.

Ciertos indicadores visuales también pueden revelar el fraude de cupones. La apariencia del cupón es importante, ya que los cupones falsos suelen estar descoloridos e impresos en papel suave. Además, los cupones legítimos deben incluir un código de barras y un número de identificación de 12 dígitos. En la mayoría de los cupones genuinos, los dígitos 10 y 11 del número de identificación coincidirán con el valor del cupón. La tecnología informática y las plantillas de diseño de cupones en línea posteriores han hecho que los cupones falsificados sean más difíciles de detectar.

Las consecuencias legales del fraude de cupones varían según la región, pero por lo general implican sanciones financieras o tiempo en la cárcel. Si el delito está menos generalizado y el delincuente no tiene un historial extenso, se le puede exigir que reembolse las pérdidas financieras sufridas por las víctimas. Sin embargo, es probable que los infractores reincidentes y los infractores múltiples reciban una sentencia por delito grave que puede incluir una estadía en prisión de entre tres años y casi dos décadas. La Corporación de Información de Cupones es una de las organizaciones más destacadas en la detección del fraude de cupones. Esta organización se dedica a crear conciencia sobre los delitos de cupones y ayudar a las fuerzas del orden público a frenar los abusos.